Pollo crujiente con sencilla técnica

No te preocupes no necesitarás ingredientes exóticos, difíciles de conseguir y costosos, pues esta receta es muy sencilla.

– Dos pechugas de pollo sin hueso.
– Aceite de girasol para freír.

Y para sasonar: 
– 60 ml de salsa de soja.
– 60 ml de vino blanco o cerveza.
– Ajo al gusto.
– Una pizca de jengibre en polvo.

Para empanizar el pollo y conseguir la textura crujiente necesitas: 
– Una taza de maicena.
– Sal al gusto.
– Pimienta.

Preparación:

  • Corta las pechugas de pollo deshuesadas en delgados trozos.
  • Luego agrega los ingredientes para sazonar en un bol y mezclalos. Luego sumerge los pedazos del pollo por la mezcla y deja reposar por unos 15 minutos.
  • En otro bol coloca la maicena conla pizca de sal y de pimienta, retira el pollo de la marinada y lo pasalo por el con la mezcla de empanizar.
  • Precalienta el aceite en una sartén con el aceite de girasol a fuego medio, y comienza a freir el pollo hasta que estén dorados y crujientes por todos los lados. Al estar listos, retiralos y deja que escurran por unos segundos para eliminar el exceso de aceite.

Esta deliciosa receta puedes comerla con alguna ensalada, u otros contornos. Además, de una deliciosa salsa picante.

Share: